El pasado domingo, de 8 de septiembre, finalizó el Campeonato Infantil de Pesca Deportiva el Tolle de Torrelavega, ‘un gran día, según la peña El Tolle, que organiza el evento, para los pequeños pescadores, que además de hacer los que más les gusta, pudieron festejar con sus compañeros de pesca el final del campeonato’.

 

Pioneros en la región, son ya más de treinta años los que esta agrupación de pesca lleva realizando con éxito esta actividad, acercando a niños y niñas el mar y las buenas costumbres, ha señalado el concejal de Deportes, Enrique Gómez Zamanillo, que asistió al acto de clausura y entrega de premios.

 

Este año, explica la organización, se realizaron 5 pruebas dos de ellas en la ría de la Rabia, otra en muelle Calderón en Santander y otras dos en la finca de la Diputación de Cantabria en Mogro (Campo de Golf Abra del Pas).

 

Los tres primeros clasificados fueron; en primer lugar Raúl San Emeterio con 32 piezas, el segundo puesto fue para Cristian Mantecón con 30 capturas y en tercer lugar Valentín San Martín con 25 piezas.

 

Todos los participantes recibieron como premio un kit de pesca, un trofeo y demás obsequios. Desde la organización se anima a los niños y niñas de entre 3 y 16 años a participar el próximo año en el campeonato.

 

 

 

 

 

La Sala Mauro Muriedas de Torrelavega acogerá, del 27 de septiembre al 20 de octubre, una exposición sobre la obra del pintor santanderino Luis Quintanilla (Santander 1893-Madrid 1978)

Para la concejal de Cultura Berta Pacheco, "se trata de una ocasión única para acercarse a la figura de Luis Quintanilla, un artista polifacético considerado  como uno de los referentes en la pintura cántabra".

 

La muestra que podremos disfrutar en la Mauro Muriedas, ha señalado Pacheco, proviene de los fondos de la Universidad de Cantabria, tras encargarse del cuidado previamente la Fundación Bruno Alonso y el Museo de Bellas Artes de Santander.

 

Las obras que se expondrán corresponden a 3 series: "La Cárcel por dentro": 30 dibujos de su paso por la cárcel en el año 34 y la técnica lápiz sobre papel. "Estampas de los años treinta", que se componen de 11 aguafuertes en los que se recrean diferentes escenas, desde la crítica social o la vida madrileña al erotismo y el "El diablo gótico" realizada en Paris en 1960 y que consisten en  unos 10 dibujos a pluma sobre papel.

 

Esta exposición nace de la colaboración de diferentes instituciones como son Cantabria Campus Internacional, la Universidad de Cantabria a través del Campus Cultural del Vicerrectorado de Cultura, la Fundación Bruno Alonso y de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Torrelavega.

Calderón ‘siempre ha apoyado a los trabajadores de Sniace en las manifestaciones y en las sucesivas reuniones que he mantenido con  directivos de la empresa,  comité de empresa, con el presidente del Gobierno de Cantabria y con los miembros de su ejecutivo’.

 

La voluntad de colaborar ha sido decidida y firme por parte del Ayuntamiento pero la situación pende ahora mismo de un hilo debido a una deuda de 150 millones de euros y la carencia de un plan de futuro por parte de la empresa.      

 

El alcalde de Torrelavega, Ildefonso Calderón, ha dicho que estará en contra de cualquier movimiento especulativo con los terrenos de Sniace que pretenda  sacar provecho de la situación actual y que toda propuesta relacionada con la reconversión de estos  terrenos deberá contar con el  apoyo de los trabajadores y servir para el  mantenimiento de los puestos de trabajo.

 

“Que nadie piense que va a sacar provecho de estos terrenos con la fábrica cerrada y los trabajadores despedidos” -ha dicho el alcalde-. “Si Sniace no tiene un plan para abrir la fábrica y conservar los empleos no quiero saber nada de posibles nuevos usos para los terrenos improductivos de la compañía en Torrelavega”. “No admitiré que se hable de los terrenos si no es para garantizar el funcionamiento de la actividad industrial y favorecer un acuerdo entre la empresa y los trabajadores”

 

El alcalde ha recordado que ‘la posibilidad de vincular el uso de los suelos improductivos de Sniace a un plan de viabilidad se la trasladé al comité de empresa en febrero de 2013, para que pudiera utilizarse  como “arma negociadora” siempre teniendo como meta el mantener los puestos de trabajo.

 

Además, esta propuesta también ha estado presente en mis conversaciones con el presidente de la compañía, Blas Mezquita, aunque siempre dejando claro que los posibles  usos de los terrenos improductivos de Sniace se enfocarían a la consolidación de los empleos en actividades empresariales y no a fines meramente especulativos”

 

“He abordado con propuestas  la problemática de Sniace desde el primer momento y mi apoyo a los trabajadores y mis exigencias a la dirección de la empresa han sido muy claras y no se han movido ni un ápice desde entonces” –ha dicho Calderón-

 

Además de poner encima de la mesa esta propuesta, he reclamado desde el primer día un plan de viabilidad a la dirección de la empresa que no se ha presentado en ningún momento hasta que hemos llegado a una situación muy difícil de reconducir porque no hay acuerdo entre la empresa y los trabajadores y se trabaja  con la amenaza de un concurso de acreedores.

 

El alcalde siempre ha apoyado a los trabajadores, primero en sus manifestaciones por las calles de Torrelavega y después en sucesivas reuniones con el comité de empresa y  con el presidente del Gobierno de Cantabria y miembros de su ejecutivo.

 

La voluntad de colaborar ha sido decidida y firme por parte del Ayuntamiento de Torrelavega y del Gobierno de Cantabria, pero la situación pende ahora mismo de un hilo debido a que la empresa acumula una deuda de 150 millones de euros y no hay un plan de futuro encima de la mesa con el acuerdo de la dirección y los trabajadores.    

El alcalde de Torrelavega, Ildefonso Calderón, ha pedido a la Universidad de Cantabria, concretamente a la Escuela Politécnica de Ingeniería de Minas y Energía, que realice un estudio para contrastar el ya elaborado por el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) sobre las causas que originan las filtraciones en el Barrio de la Turbera.

El regidor municipal ha recordado que es lo que se acordó en la última reunión de la Comisión de Seguimiento de la Turbera de Torrelavega, compuesta por representantes de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, del área de Fomento de la Delegación del Gobierno en Cantabria, del Gobierno de Cantabria a través de la consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo, y del Ayuntamiento de Torrelavega, celebrada a primeros de este mes a la que asistió el regidor municipal.

En este sentido, el alcalde de Torrelavega, en cumplimiento de lo acordado, ha enviado esta misma semana una carta la Delegado Especial del Rector de la Universidad de Cantabria para el Campus de Torrelavega, Julio Manuel de Luis Ruiz, en la que insta a la facultad a realizar un análisis del procedimiento metodológico, los observables utilizados, consideraciones y recomendaciones descritas en el informe elaborado por el Instituto Geológico Minero de España, sobre la Denominación del Origen de las Aguas y Humedades superficiales aparecidas en el Barrio de la Turbera de Torrelavega, con el objetivo de contrastar el mismo.

Calderón ha recordado que el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) afirmaba en sus conclusiones que las filtraciones de agua en el barrio de la Turbera son ajenas al proceso de inundación de la mina de Reocín y recomendaba dar la máxima profundidad posible a la zanja de drenaje existente hasta finalizar su trazado en una arqueta propiedad de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

Para la realización de este estudio, el IGME examinó marco geológico de la zona y en particular la forma y composición de los  estratos del entorno de la Turbera. Además, se analizó el yacimiento relacionado con la mina de Reocín, detectando que parte de los materiales inertes acumulados en la explotación fueron utilizados posteriormente en las obras realizadas por el Ministerio de Fomento para la construcción de la Autovía del Cantábrico (A-8) que atraviesa el sector estudio del barrio de la Turbera. Este hecho merecía ser puesto de relieve a juicio de los autores del informe, como también la existencia de unos antiguos almacenes de concentrado de mineral de hierro propiedad de AZSA en esta zona, lo cual explicaría los elevados niveles de mineral observados en la composición del agua. 

Asimismo, el informe añadía, además, que la Turbera, también conocida anteriormente por “Las Llamas” hace referencia en ambos casos a una zona con abundante presencia de agua acumulada de forma natural a causa de su  composición geológica, de su elevada permeabilidad y de la dinámica hidrológica de esta zona, que también está condicionada por el nivel del agua del río.

‘Considero que todas las aportaciones que pueda hacer la Universidad a este estudio serán muy productivas e interesantes, ya que la Escuela Politécnica de Ingeniería de Minas y Energía cuenta con técnicos y profesionales muy cualificados en esta materia’.

Asimismo, en su escrito el regidor municipal propone a la facultad la elaboración de materiales audiovisuales que permitan trasladar a la sociedad los puntos más significativos de dicho informe, con el fin de hacer más inteligible y comprensible este tema a la ciudadanía.

Por último, el regidor municipal solicita a la Escuela Politécnica la elaboración de un proyecto de ingeniería que permita acometer las obras propuestas en las recomendaciones hechas por el IGME que eran la ejecución de una obra de drenaje que complete las anteriormente realizadas, dando más profundidad a la zanja de drenaje realizada por AZSA y  desviarla hasta finalizar en una arqueta propiedad de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico. 

La carta ha sido enviada esta semana y el regidor municipal ha quedado a la espera de una respuesta por parte de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Minas y Energía enclavada en el campus torrelaveguense.

 

2013 Ayuntamiento de Torrelavega