13-06-2014

El Ayuntamiento encargará un anteproyecto para la construcción de un vial alternativo entre Viveda y Torrelavega

El primer teniente de alcalde y concejal de Obras, Pedro García Carmona; junto con el concejal de Desarrollo Local, Javier López Estrada; y los presidentes de las Asociaciones de Vecinos de Barreda y El Salvador, Manuel Ortiz y José Valencia, han visitado la zona por donde discurriría la nueva carretera que eliminaría el 90% del tráfico que en la actualidad circula por la N-611 a su paso por Barreda.

 

García Carmona y López Estrada han señalado que el equipo de gobierno considera esta actuación como ‘prioritaria’ dado que su ejecución supondría ‘dar respuesta a una antigua demanda vecinal y, además, solucionar los problemas de tráfico, seguridad vial y contaminación que sufre la zona’.

 

Por este motivo, han anunciado, que se va a proceder a encargar el anteproyecto, con cargo a la partida de 130.000 euros que hay en el presupuesto para la redacción de proyectos; y, de forma ‘inmediata’, se va a convocar a una reunión a representantes del Ayuntamiento de Santillana del Mar (municipio por donde discurrirá en su mayor parte esta nueva carretera) y del Gobierno de Cantabria, a través de la Consejería de Obras Públicas, para intentar ‘consensuar’ un proyecto ‘importantísimo’ que dado que afecta a varios municipios y a su elevado coste, entorno a 1,5 o 2 millones de euros, necesita para su ejecución de la ‘implicación’ de otras administraciones.

 

Por su parte, el presidente de la AAVV de El Salvador, Manuel Ortiz, ha dicho que ‘sería una gran satisfacción y una alegría inmensa que después de años y años de espera se ejecute el vial que tantas veces han reclamado’.

 

CARACTERÍSTICAS DEL PROYECTO DE LA NUEVA CARRETERA

 

Según el proyecto regionalista presentado hace tres años, la nueva carretera tendría una longitud de 1,5 km, dos carriles, aparcamientos en ambos lados en previsión de un futuro desarrollo de la zona como espacio verde, supondría una inversión de entre 1,5 y 2 millones de euros y tendría un plazo de ejecución de 15 meses.

 

El nuevo vial aprovecharía en buena parte el trazado del antiguo ferrocarril de AZSA-Hinojedo. Partiría de Viveda (a la altura del Hotel Cueli), para discurrir por la margen del río Saja-Besaya a través de terrenos del municipio de Santillana del Mar y terminar en el entorno del complejo deportivo Óscar Freire, junto a Sniace.

 

Según dicha propuesta, existen dos opciones, por un lado, la construcción de dos  rotondas, una en la intersección con la fábrica de lilion y otra en el acceso a Riaño, para desde allí enlazar la carretera con la rotonda de Viveda. Y, por otro lado, ejecutar un acceso paralelo a la nueva depuradora de Sniace.

 

Respecto a lo que supondría para los vecinos de Barreda y de Torrelavega la construcción de esta nueva carretera, García Carmona y López Estrada se han referido a una reducción del 90% en el tráfico de turismos y vehículos pesados que habitualmente utilizan la N-611 a su paso por Barreda; la disminución de los atascos que especialmente en verano se producen a diario; la descongestión de las rotondas de Barreda y de La Inmobiliaria y, especialmente, la reducción de la contaminación que padecen los vecinos de Barreda.

 

2013 Ayuntamiento de Torrelavega