21-11-2013

ADIF asumirá el 50% del coste de las obras de integración ferroviaria en Torrelavega. Destacado

La empresa plantea tres alternativas; el soterramiento de los pasos a nivel 9,2M; el soterramiento total 80M; la elevación del tren a través de un viaducto a su paso por la ciudad 29M.

 

Calderón; La ciudad será la que decida el proyecto a realizar pero ‘Torrelavega no puede dejar escapar este tren porque puede que no vuelva a pasar’

 

La Ciudad de Torrelavega será la que decida entre las tres alternativas para la integración ferroviaria de la ciudad que esta mañana el director de Construcción y Explotación de ADIF, Antonio Gutiérrez, le ha presentado al Presidente de Cantabria, Ignacio Diego y al alcalde de Torrelavega, Ildefonso Calderón.

 

Tres proyectos con una planificación de las obras y un compromiso de financiación tripartito, es decir, ADIF, que pagará la mayor parte del coste en los tres casos, el Gobierno de Cantabria que aportará el 30 por ciento y el Ayuntamiento de Torrelavega que aportará el 20 por ciento.

Los detalles de las tres propuestas han sido puestos sobre la mesa en el transcurso de una reunión que ha contado con la presencia del consejero de Obras Públicas y Vivienda, Francisco Rodríguez, el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz, y el Director General de Proyectos de ADIF Eduardo Molina, tras lo cual el alcalde y el resto de componentes de la mesa se lo han presentado a los portavoces municipales de los distintos grupos políticos del Ayuntamiento de Torrelavega, María Luisa Peón (PP), Lidia Ruiz Salmón(PSOE), Pedro García Carmona (PRC) e Iván Martínez (ACPT). Lo primero que ha comentado el director de Construcción y Explotación de ADIF, Antonio Gutiérrez, es que el único soterramiento que va a realizar la empresa próximamente será el de Torrelavega, ya que, ha aclarado, ante la actual coyuntura económica, ADIF ha decidido que no acometerá ninguna obra que sea de carácter estético o de mejora urbana, sin embargo, ha añadido, ‘como Torrelavega se trata de un caso especial, y así nos lo han trasmitido los responsables públicos, hemos decidido acometer esta obra’. Las propuestas planteadas en el día de hoy suponen, para el presidente Diego, una "oportunidad única" que es "trascendental para el futuro de Torrelavega, porque "se apoya en certezas en torno a tres alternativas" y en el compromiso de Adif de que "asumirá cualquiera de las alternativas que decida Torrelavega porque será la ciudad quien adopte la decisión".

 

ADIF propone tres soluciones para eliminar el paso del ferrocarril por la ciudad; la primera solución que plantea es soterrar los pasos a nivel, ‘una solución, según el director de ADIF, ‘más sencilla, más rápida y que podría ser una realidad en 2015, con coste de 9,6 millones de euros que aportaría en su totalidad ADIF. La segunda solución es el soterramiento total de las vías del tren a su paso por Torrelavega  con ‘una complejidad tan grande, según el director de ADIF, que nos impide dar un plazo de inicio o finalización de las obras y con un coste aproximado de 80 millones de euros, aunque según Gutiérrez podría ser más, ‘ya que las características del subsuelo torrelaveguense y el nivel freático hacen que la obra sea complejísima y no sepamos lo que nos vamos a encontrar’, ha asegurado. Esta alternativa contaría con un compromiso de financiación del 50% por parte de ADIF, del 30 por ciento por parte del Gobierno de Cantabria y del 20 por ciento por parte del Ayuntamiento de Torrelavega.

Y una tercera alternativa que nace, según ha explicado el presidente regional, de los técnicos de Adif al observar las "muchas y graves incertidumbres" que hay en torno al soterramiento. Consistiría elevar el paso del tren por la ciudad a través, ha explicado el director de Construcciones de Adif, de la construcción de un viaducto por la circularía el ferrocarril que, en superficie, se traduciría, ha explicado, en la creación un paso peatonal y porticado que iría por debajo de la plataforma del tren. Esta solución tendría un coste de 29 millones de euros y con la misma fórmula de financiación que la anterior, 50% por parte de ADIF, del 30 por ciento por parte del Gobierno de Cantabria y del 20 por ciento por parte del Ayuntamiento de Torrelavega.

 

Tras profundizar en los detalles de los tres proyectos, el presidente de Cantabria ha afirmado que será la ciudad de Torrelavega la que decida cual de las tres alternativas le conviene más. ‘La decisión es de Torrelavega’, ha dicho, y el día que lo decida nos sentaremos las tres partes a firmar los documentos de compromiso en un cronograma de plazos y financiero ya cerrado’.

 

En este sentido el alcalde ha dicho que ‘como torrelaveguenses hoy me siento muy contento y feliz por ver que por fin el soterramiento se ha convertido en algo más que papel mojado, promesas que nunca llegan a cumplirse y hoy se presenta como una realidad y un compromiso firme de que se realice’. Solo quiero decir una cosa, ha declarado el alcalde, optemos por la alternativa que optemos, ‘no podemos dejar pasar este tren, porque es probable que no vuelva a pasar’, ha aseverado Calderón, quien ha preguntas de los periodistas sobre cómo se decidirá la alternativa ha explicado que ya esta misma mañana les ha presentado los tres proyectos a los portavoces municipales.

‘Como cántabro y amigo de esta ciudad espero que el plazo de decisión sea el más breve posible porque aspiro a ver cuanto antes este proyecto hecho realidad y cumplido un sueño de Torrelavega’, ha afirmado el presidente de Cantabria.

 
Detalles de los proyectos  

 

La creación de un paso elevado para el ferrocarril supondría la construcción de un viaducto con una altura de 220 metros y una longitud de 840 metros. Se colocarían unas pantallas acústicas para evitar el ruido en la ciudad y supondría la permeabilidad total tanto de peatones como de vehículos. El edificio de viajeros se situaría bajo el viaducto, en la nueva urbanización que se llevaría a cabo del entorno.

 

En cuanto al soterramiento, se soterraría toda la vía del tren a su paso por Torrelavega. Conllevaría una inversión de 80 millones de euros, pero el director de construcciones de Adif ha hablado de los inconvenientes. 

 

Lo primero que ha explicado es que el nivel freático en Torrelavega es muy alto, está a solo tres metros de la superficie, un primer problema importantísimo, ha dicho,  ya que tendríamos que realizar toda la obra con bombeo, lo que eleva el ruido el coste, el tiempo y las complicaciones de la misma.

 

Además ha asegurado que hay que transportar cerca de 100.000 metros cúbicos de tierras al vertedero, y eso, ha dicho,  puede retrasar o complicar que se conceda la declaración de impacto ambiental, no en menos de dos años, ha calculado, lo que retrasaría muchísimo el inicio de las obras ya que, por las especiales características del terreno, ha explicado, no podemos empezarlas antes de tener la declaración de impacto ambiental.

 

Un tercer problema, según Gutiérrez, sería el  ruido que generarán las obras del soterramiento ya que por la cantidad de hormigón que se necesita tendrían que circular por la ciudad unos 10.000 camiones.

 

Por todos estos inconvenientes, y por el elevado coste, el director de Adif se decanta por la tercera solución, aunque yo haré lo que me digan, sí es soterramiento total, soterramiento y ya veremos como vamos salvando los obstáculos que se nos presenten. ‘España es excepcional en ingeniería’, ha aseverado.

 

En cuanto a la opción de elevar el paso del tren, ha dicho, que la declaración de impacto ambiental se obtendría primero y las obras podrían iniciarse antes ya que no tendríamos que esperar a tener la citada declaración.

 

Además, ha mencionado, que estas obras no conllevan incertidumbre en su ejecución y puedo asegurar que durarán como máximo 18 meses. También ha incidido en la mínima afección al transcurrir diario de la cuidad, ya que se necesitan muchos menos camiones y se generará mucho menos ruido,

 

Y, por supuesto, ha dicho, el coste es mucho más bajo, son 29 millones de euros y es un precio cerrado. El director de ADIF ha asegurado que el viaducto no generaría más ruido que el soterramiento gracias a las pantallas acústicas y es más seguro.

 

Supondría la construcción en el mismo trazado actual de un viaducto, apoyado sobre columnas y una losa, consiguiendo la permeabilidad mediante la elevación de la vía férrea e insonorizando el tránsito del tren, con lo que el espacio se gana en el nivel de calle a modo de "soportal lineal".En este caso, similar al modelo adoptado en Jerez de la Frontera,

 

No obstante el alcalde ha asegurado que la decisión será de la ciudad de Torrelavega y no se ha decantado ni mostrado preferente a ninguna de las tres opciones. ‘Habrá que ver que decide la ciudad, por ahora ya se lo he presentado a los portavoces municipales’, ha indicado

 

 

2013 Ayuntamiento de Torrelavega