24-04-2019

El nuevo PGOU prevé la ordenación de 90.000 m2 del centro de Torrelavega, liberados tras las obras del soterramiento

 

El documento propone varios Planes Especiales: en el ámbito del Soterramiento (37.646 m2), en el Barrio El Cerezo (36.475 m2), y en Talleres Obregón (14.391 m2).

 

Estos Planes Especiales dan solución a la permeabilidad peatonal y ciclista, la renovación urbana, y la ordenación de los terrenos liberados y adyacentes.

 

 

Torrelavega, 24 de abril de 2019

 

 

Una de las principales novedades del nuevo documento de planeamiento urbanístico de la ciudad de Torrelavega, aprobado inicialmente por la corporación municipal el pasado 19 de marzo, es la planificación y previsión de soluciones a la renovación urbana y ordenación de los terrenos liberados tras las futuras obras del soterramiento de las vías de FEVE a su paso por Torrelavega.

 

Según Jose Otto Oyarbide, concejal de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Torrelavega “el ferrocarril ha supuesto una barrera importante, aislando el barrio del Cerezo y La Lechera. El Plan General se hace eco de la reivindicación histórica ciudadana del soterramiento de las vías que permitirán, no sólo unir físicamente al barrio con la ciudad central, sino posibilitar un acercamiento del Río hacia la ciudad”.

 

El Plan General prevé la configuración de una nueva fachada entre ambas partes de la ciudad. En ambas márgenes la conectividad visual es estrecha y la revisión apuesta por establecer otros modos de relación. “El ámbito de actuación ocupa una superficie aproximada cercana a los 90.000 metros cuadrados, en el mismo centro de la ciudad”, señala el edil.

 

El PGOU remite la solución final del soterramiento a la redacción de un Plan Especial de Reforma Interior (PERI) que le de cobertura y que garantice condiciones adecuadas de los bordes urbanos y del espacio público resultante de la permeabilización. En el caso del soterramiento, es importante evitar que el espacio ganado en superficie se convierta en una nueva barrera, esta vez de viario, y que las rampas supongan el desplazamiento del efecto barrera hacia otras zonas.

 

Se propone la redacción del Plan Especial que aborde la ordenación de los terrenos ocupados por el Sistema General Ferroviario constituido por la estación de tren y las vías del ferrocarril, al quedar liberados por el soterramiento 37.646 metros cuadrados”, explica Oyarbide.

 

Además del Plan Especial del Soterramiento, el nuevo texto urbanístico contempla otros dos Planes Especiales complementarios. Uno de similares dimensiones (36.475 m2) para la zona mixta del Barrio El Cerezo que da frente al paso del ferrocarril, y otra de 14.391 m2 para la actual zona industrial de los antiguos Talleres Obregón, una vez pudieran cesar las actuales actividades industriales.

 

El primero de estos, es un ámbito de renovación urbana de una gran manzana que consolida el frente del Barrio del Cerezo frente al paso del ferrocarril. El objeto de este Plan Especial es promover la mejora del medio urbano, en la actualidad conformando un conjunto homogéneo en situación de obsolescencia, donde convergen circunstancias de deterioro físico y ambiental que hacen aconsejable acciones de demolición y o sustitución de edificaciones existentes.

 

Mientras que el segundo es un ámbito de renovación urbana de la manzana de Talleres Obregón y manzana triangular colindante que, junto al ámbito del Plan Especial del Barrio El Cerezo, conforman una fachada compacta y degradada frente al paso del ferrocarril.

 

El objeto de este Plan Especial es promover la permeabilidad del barrio, creando una nueva fachada hacia la ciudad consolidada, favoreciendo la integración entre ambos frentes del ferrocarril. Se identifica un ámbito concreto en el que, en principio, asume el mantenimiento de las actividades económicas que se desarrollan en la actualidad asignándole una Ordenanza Industrial; fijando a la vez unas condiciones específicas para que, en el momento que se produzca el cese de la actividad, se proceda a la redacción de un Plan Especial cuyo objeto será la renovación urbana de estos ámbitos.

 

Estos tres Planes Especiales especifican la forma de integración urbanística, garantizando la prolongación de viarios existentes en el entorno, previendo la continuidad de paseos arbolados o asegurando la permeabilidad visual.

 

Por primera vez en la historia de Torrelavega un documento urbanístico plantea soluciones de desarrollo y ordenación urbanística una vez sea ejecutada la obra del soterramiento de las vías de FEVE. No sólo en el ámbito de actuación de la misma, sino también en las zonas más cercanas. Evitando así nuevas barreras que continúen dividiendo la ciudad en dos partes, y garantizando la renovación urbana y la ordenación adecuada al nuevo centro de Torrelavega”, ha finalizado Jose Otto Oyarbide.

2013 Ayuntamiento de Torrelavega